Régimen de Incorporación Fiscal

Por | junio 2, 2015

La emisión de la factura electrónica es obligatoria pero presenta también grandes ventajas. Para poder acceder al plan de pagos es necesario que regularices tus deudas. Una opción es optar por el Régimen de Incorporación Fiscal (RIF). Asimismo, los que se encontraban bajo el régimen de Pequeños Contribuyentes (Repecos) pasaron automáticamente al RIF. Este plan ofrece 10 años para pasarte al Régimen General de Ley, lo que significa no pagar impuestos el primer año, sino a partir del segundo y además, los pagos serán progresivos. Por otro lado, los contribuyentes deben declaran cada dos meses. Las personas que pueden pasarse a este plan serán los que realicen actividades empresariales cuyo ingreso (salarias o por intereses) no exceda los dos millones de pesos.

Por otro lado, los que se sumen al plan serán parte del Régimen de Incorporación a la Seguridad Social (RISS), que otorga subsidios para el pago de las cuotas obrero patronales al Seguro Social y a los aportes el Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores, hasta por 10 años.

Para ser parte del RIF, deberás inscribirte al Registro Federal de Contribuyentes (RFC), para lo que será necesario:

  • CURP
  • Ingresar a la página del Servicio de Administración Tributaria (SAT):

En el caso de que ya estés inscrito en el RFC, deberás tramitar una contraseña para contribuyentes vía online.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *